martes, 11 de mayo de 2010

Llueve en Alaska


-->
Algo así dijo él: “En las horas en que la felicidad se abstiene de asistir a mis llamados y salgo a buscarla a la calle pregonando silente su nombre, un baño de paz cae del cielo y me cubre, dónde no debería haber nubes se forman, cuándo no debería haber viento él llega. Es como si el universo me dijera que sabe lo que siento, que él me escucha; que no estoy solo”.
Lo miré con la admiración que sólo puedo destinarle a él y escuche sus palabras. Me sentí culpable de su ausencia de felicidad, de su sensación de soledad y al final celosa de la compañía que el universo le brinda, pero realmente no puedo más que agregar a la lista una razón más para querer ser él.
Viaja con el alma a cuestas, recorre lo que para muchos sólo serán palabras, imágenes, sueños, ilusiones que sólo podrán leer en los ojos de él y recrear con su voz. Se enfrenta a los miedos más humanos, a conocerse a solas, a no tener como mentirse, a estar con él mismo hasta el grado de no soportarse. Y encuentra tonalidades hasta en el blanco de la nada que para muchos pierde sentido. Si yo tuviera su alma, si yo tuviera sus ojos, si yo tuviera sus manos. Ha escuchado en lenguas que no sé que existen, ha sido testigo de historias que no podría inventar en mis noches más delirantes y sin embargo aun tiene sed de más, tiempo para más, fuerza para más. Si yo fuera él, si tuviera sus zapatos, si vistiera su magia sobre mi cuerpo.
Llega a mi vida y estoy ansiosa de sus relatos, de su humor, de su vida, pero más que nada estoy ansiosa de su abrazo, de su risa, de saber que está a mi lado. Si yo fuera tan libre, si tuviera sus alas, si tuviera su ímpetu. Si tuviera una lluvia a mi lado cada que recorro mi pequeño pedazo de mundo en busca de la felicidad que se niega a visitarme.

7 comentarios:

M r . S i e g e l dijo...

hoy es un dia poco comun, esta nublado pero siento demasiado calor, me siento feliz pero tambien me siento melancolico, siento el viento ligero del verano del cual hablabas y siento cantidad de movimientos en mi alma, siento como se reflejan en mi garganta, en mi nuca, en mi espina :...tu sabes que casi siempre pienso y luego siento... pero hoy no, hoy tus palabras despertaron sentimientos que mi pensamiento no pudo sentir, e igual que la carencia de metaforas para el viento de verano...creo que es mejor dejar sin nombre a aquello que aveces sentimos, y simplemente sentirlo.

Te adoro Bren.

Don Cerdo dijo...

Al que le allas dedicado este escrito debe ser una gran persona, se ve que le aprecias mucho, se ve q estabas muy inspirada, sigue asi bren me encanta siempre leerte

Helios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Anguiano dijo...

Quien puede apagar la luz y resguardarse en las almohadas sin saber que se siente volar con solo desplegar las alas♪♫

:) cuidate

Jaz3000 dijo...

Wow, qué increíble, me encantó muchísimo este relato y transmite una admiración inmediata hacia el protagonista (Qué tienes la suerte de conocer).

Bellísimo, además de la magia propia de él, tú lo describes y cuentas la historia muy bien. Mis felicitaciones

Abrazos :)

erektor dijo...

Y es que Junio es el mes más melancólico con sus lluvias y sus cielos nublados, y ya desde ahora nos preparamos esa tristeza tan solitaria con la cual nos hacemos compañia.

Tekila dijo...

Me dio cosquillitas deliciosas